El blog de Ana Ferrer, un sitio dedicado al retrato

EL RETRATO

Existen otros tipos de representaciones como por ejemplo el bodegón, la naturaleza muerta o el paisajismo, pero estos hacen referencia a la fotografía, el dibujo o la pintura de un objeto cualquiera.

El retrato, es la representación gráfica a una persona, aparece como estilo artístico en todas las artes visuales incluyendo la fotografía.

Es una de las a artes representativas más antiguas de la historia, los inicios de la practica artística se remontan a la época prehistórica donde ya esculpían sujetos y rostros en las paredes de las cuevas de una forma abstracta y simple, sin incidir demasiado en los detalles, como si del dibujo de un niño se tratase, identificaban los elementos más importantes y los plasmaban utilizando figuras geométricas, líneas, círculos, triángulos, etc.

De esta manera sintetizaban, concretaban y optimizaban la estrategia para su verdadera pretensión, enviar un mensaje de forma clara y concisa.

LOS RETRATOS MÁS ANTIGUOS

Algunos de los mejores ejemplos que demuestra que el retrato existe desde hace 23.000 años es el del caso de las cuevas de Almería, el famoso rostro de Pepillo, nombre con el que sus descubridores bautizaron este retrato de perfil

Pero la evidencia más longeva se remonta 26.000 años atrás, el rostro de una mujer, tallado sobre un trozo de marfil, este se convierte en el retrato mas antiguo, junto a los descubiertos en las cuevas de Almería.

Estos descubrimientos nos muestran la versatilidad de nuestros ancestros para la creación artística, siendo utilizados como forma de comunicación o amuletos sagrados.

La comunidad científica y artística también certifica la existencia del retrato en las cuevas de la marche, con una antigüedad de 15.000 años

Estos ya forman parte de los retratos famosos de la historia del arte.

EL RETRATO EN LA PREHISTORIA Y CIVILIZACIONES MÁS ANTIGUAS

EL RETRATO EN LA PREHISTORIA

 Más avanzada la prehistoria, los dibujos comienzan a realizarse utilizando más elementos y características, consiguiendo unos resultados más detallados. Surge con el sentimiento y la necesidad de expresión por parte de los individuos, desde entonces el ser humano ha experimentado una gran necesidad de plasmar su creatividad propia, apareciendo la figura del artista en cada una de las civilizaciones y culturas que han ido apareciendo sobre la faz de la tierra.

EL RETRATO EN MESOPOTAMIA

En las primeras sociedades organizadas, en la antigua Mesopotamia, encontramos multitud de obras representadas en planchas de metal con los dibujos expresados en forma de relieve causado por la constante presión en movimiento de un objeto fino y duro sobre la tabla.

EL RETRATO, UNA HERRAMIENTA PUBLICITARIA Y PERIODÍSTICA

También conservamos ejemplares de esculturas utilizadas para acompañar textos, una aplicación interesante del arte para el ámbito periodístico y publicitario que, a día de hoy, es uno de los instrumentos más potentes que estos utilizan para enviar un mensaje de una forma consistente al receptor en sus artículos y campañas publicitarias.

Uno de los ejemplares más antiguos que nos evidencian de esta antigua técnica es el código de Hammurabi una obra creada para plasmar las primeras leyes de la historia, dictadas por el dios Marduk con la intención de mejorar la vida de los congéneres humanos.

Es de interés destacable la utilización de la ley de jerarquía en el arte mesopotámico, esto significa que modificaban las dimensiones de los sujetos a su parecer, no respetaban las leyes del naturalismo artístico, representaban a las figuras con diferente tamaño dándole uno mayor a las figuras de poder para otorgarles protagonismo dentro de la escena, técnica que veremos presente en las posteriores civilizaciones como en la egipcia.

EL RETRATO EN EGIPTO

La civilización enigmática situada al nordeste de África nos deleita con las primeras evidencias pictóricas, pinturas conservadas debido al clima y haberse quedado sepultadas bajo tierra, gracias a que se dieron estas condiciones hoy podemos acceder al valioso material para la historia del arte y de la humanidad, que nos desvela los inicios del retrato pictórico en Egipto.

Marcaron su propia forma de representación artística, los que conformaban la parte superior de la pirámide en la jerarquía social eran reacios al realismo, reservándolo para representar a las clases bajas y esclavos, para ellos preferían la representación de si mismos utilizando cabezas de animales sobre sus cuerpos humanos, ya que hacían honor a la grandeza y el poder de la privilegiada posición de los faraones y del gobierno, de esta forma se lo comunicaban al pueblo, se utilizaba en forma de mensaje hacia los súbitos y hacia los enemigos, ya que las estatuas se colocaban en las fronteras para intimidar a cualquier intruso con malas intenciones.

En los primeros retratos pictóricos de la historia de la civilización los artistas buscaban sintetizar, crear una imagen visualmente simple para facilitar el recuerdo de esta, porque cuanto más sencilla fuere una imagen más se retiene mentalmente la idea que se intenta transmitir, estos los sabían y lo aplicaban como una estrategia.

Aunque como en cualquier ámbito, surgen cambios, varían los canones y con el paso del tiempo nos encontramos con que los artistas cada vez le prestan más atención a las cualidades reales del personaje que estaban retratando.

EL RETRATO EN GRECIA

Los artistas griegos demuestran un cambio en la perspectiva y ejecución de las obras, su técnica y forma de plasmar en ellas la sutileza y la sensibilidad, conlleva un importante salto evolutivo para el retrato, obras con la capacidad de mostrar una parte psicológica del personaje, características determinadas que adoptaron los romanos en su conquista a Macedonia y Grecia, popularizando el estilo que estuvo presente de una forma autónoma y homogénea durante todo el periodo del imperio, desde los tiempos del emperador Augusto hasta su caída, por la invasión bárbara del año 476.

EL RETRATO EN ROMA

El imperio romano implementa el cristianismo como su religión oficial haciendo adaptaciones de religiones y civilizaciones anteriores.

En el ámbito artístico podemos captar las similitudes entre las representaciones del dios Zeus con la imagen que adopta el cristianismo para el Mesías profetizado, el salvador, Cristo, Jesús de Nazaret, el cual se á convertido en uno de los personajes más retratados en la historia del arte.

EL RETRATO EN EL RENACIMIENTO

SIGLOS XV y XVI, LA BAJA EDAD MEDIA

Es cuando surge un nuevo avance creativo para el retrato, se implementa la representación del entorno, de los elementos que rodean al sujeto destacado de la obra en ese determinado momento.

Estas adaptaciones creativas junto al detallismo representativo hacia los personajes principales incluso hacia los nuevos elementos del entorno, añadidos, son las características adoptadas por los artistas y retratistas para la creación de sus obras en esta época.

Destacando a Van Dyck y Rubens, Monet, Degas y Renoir los cuales despuntaron, conformando el grupo de artistas con más relevancia en este periodo transitorio del arte y del retrato, si seguimos la cronología artística nos encontramos con el Autorretrato el cual apareció con el renacimiento , el gran movimiento cultural de Europa Occidental correspondiente a los siglos XV y XVI.

RENACIMIENTO FLORENTINO

SIMONETTA VESPUCCI, LA MUJER MÁS RETRATADA DEL MUNDO

Año 1486, uno de los pintores de cuadros al oleo más reconocidos del renacimiento florentino, Sandro Botticelli, en sus obras se reflejan distintas temáticas, religiosa y mitológica, compartiendo un mismo escenario como en la obra del nacimiento de Venus, cuyo rostro de su personaje principal, se convierte en la mujer más retratada de esta etapa histórica, no solo por su enamorado Botticelli, si no, por un sin fin de pintores de cuadros que así lo consideraron, incluso tras su muerte.

Sin duda un icono de la belleza plasmada con pintura al oleo.

EL RETRATO, SURREALISMO Y MANIERISMO

1590, el extravagante surrealismo Milanes de Arcimboldo, se convierte en uno de los encargos más demandados en la recta final del renacimiento, debido a la fama que adquiere el artista tras la realización del retrato de Rodolfo II en traje de Vertumno.

Retratos realizados a partir de la composición de objetos, por lo que se cataloga como uno de los artistas que se salieron de los cánones establecidos y se atrevieron a innovar, en este caso utilizando el manierismo, un estilo artístico donde el artista se empezó a olvidar del hiperrealismo, del naturalismo, de las medidas perfectas del cuerpo humano, modificándolas, buscando una elegancia artística en las formas de los sujetos u objetos de la obra, como en el casos de Parmigianino y Alessandro Ailon entre otros artistas plásticos.

EL RETRATO EN EL BARROCO

SIGLOS XVII Y XVIII

Rembrand uno de los grandes pintores de cuadros al oleo de la historia del arte, el maestro de la luz y del tenebrismo, trabajó con fondos oscuros y luzes muy intensas y dramáticas que vienen de algún lugar, creando un gran contraste en sus obras de arte famosas.

En 1665 Johannes Vermeer, nos reporta una lección magistral sobre la utilización del óleo, en este caso sobre tela y al estilo Barroco en su retrato, La joven de la perla o Muchacha con turbante, en el cual existe un planteamiento verdaderamente moderno del personaje, para el momento histórico y o artístico, debido al atuendo, la expresión, color y manejo de la luz, logrando un gran equilibrio con la genial colocación de un punto de tensión que añade, una resplandeciente y luminosa perla situada sobre su oreja sombría y oscurecida, lo cual lleva al espectador a concentrarse sobre ella y desde ahí empezar un recorrido visual, guiado por los puntos de luz de esta compleja pintura, que nos evidencia con una nueva forma de plantear el aspecto visual de una obra de arte, respecto a los retratos renacentistas.

Retrato sublime, expuesto en el museo Mauritshuis de La Haya.

LA MUJER EN LA HISTORIA DE LA PINTURA

Una de las razones por las que, hasta estas alturas de la historia del retrato y del artículo, no habíamos citado a ninguna mujer es, porque independientemente de que si las habían, desempeñaban la función de ayudantes de los artistas principales varones, los cuales se ocupaban de firmar dichas obras de arte.

Artemisia Lomi Gentileschi, pintora italiana del barroco fue una de las revolucionarias que defendieron este derecho fundamental, dejando constancia de su firma en las pinturas al oleo que realizaba, como en el ejemplo de este autorretrato en el que se retrata pintando, haciendo lo que ella más amaba.

Llegamos al romanticismo, pero no sin antes mencionar el ostentoso retrato a Napoleón, que el mismo encargo al ilustre pintor Jean Auguste Dominique Ingres, una verdadera declaración de poder absoluto.

EL RETRATO EN EL ROMANTICISMO

Siglo XVIII. Obedecer al corazón y no a la mente, es la liberación de los sentimientos del artista, desechando cualquier tipo de cánon, empezando por la literatura y extendiéndose con el tiempo a todas las artes visuales, con lo cual aplicado al retrato de personas.

Etapa en la que el arte no tiene que ser bonito o estético, si no, simplemente que te hiciera sentir una emoción y esta puede ser una emoción triste o fuerte.